Charlie (desperatesmirks) wrote,
Charlie
desperatesmirks

  • Mood:

#384. someone could be falling in love with your smile

a teen wolf character fest.

Esto es un fest, sí, pero como sé que hay gente de mi flist que todavía no vio el episodio y pueden spoilearse, el banner está debajo del link.

Después de una semana pienso sacar la advertencia del spoiler.




¡Un Allison Argent Fest!

Simplemente porque vivimos en denialand y queríamos festejar nuestra negación con fixit fics or allison!future gráficos o fanmixes de la OTP que contenga a Allison y que consideren es endgame cualquiera sea.

Los incentivamos a desahogar todo lo que sientan en esta entrada.

Reglas:
1. NO BASHING.
2. Es entendible que todos los fanworks deben ser centrados o alrededor de Allison.
3. Se acepta TODO tipo de fanworks.
4. Se aceptan prompts o no, si les surgió la inspiración sin prompt alguno, bienvenidos sean.
5. Por favor, un prompt por comentario si es que ponen alguno.
6. Nous protégeons ceux qui ne peuvent pas se protéger eux-mêmes.
7. Pimpear, please! (Hay dos textos para ellos, el primero que colocará el banner sin aviso, y el segundo, que colocará el banner con la advertencia, por si saben que hay gente en su flist que aún no vio el episodio).
8. *GROUP HUG*



sin advertencia de spoiler


con advertencia de spoiler


Tags: ! meme, ! pimp, tv: teen wolf
  • Post a new comment

    Error

    default userpic
  • 35 comments
DUDAS/SUGERENCIAS

Yo tengo una duda: ¿Allison se fue con Cora a Sudamérica o con Jackson a Londres? No me quedó muy claro en el capítulo.

desperatesmirks

2 years ago

bela_kikinu

2 years ago

<3
Gen (Puede tener Scallison, tho)

Scott salva a Allison dándole la mordida.



(Si sale Derek diciendo 'the bite is a gift' por el fondo ganan puntos)
Se pregunta si esto es morir.

Una nube infinita de dolor y pena, de hubieras y jamases, de cosas que no vivió y otras que ya nunca hará, de arrepentimientos, de miedos, de la certeza de que pronto la olvidarán.

Le duele todo el cuerpo, le arden las venas y eso tiene sentido, ¿verdad? Quizás esté en el purgatorio, pagando los crímenes de su familia y ese calor que siente en su sangre es el mismo fuego que acabó con los Hale. Quizás esto sea lo mejor. Quizás sin una Argent para continuar con el odio y el rencor las almas de todos los que perecieron en la cruzada Argent-Hale finalmente puedan descansar.

Quizás, posiblemente, tal vez. Ya no importa. No puede modificar el pasado y ya no tiene futuro.

Todo le duele hasta que deja de hacerlo y entonces Allison Argent abre los ojos.

Está viva.


***



Su tía quemó hasta los cimientos una familia porque algunos de sus miembros eran hombres lobos. Su madre se suicidó porque pensaba que ser mujer lobo era un destino peor que la muerte. Su abuelo prefirió ser un monstruo que dejar que una enfermedad lo mate.

Allison no cree que ser mujer lobo sea ser un monstruo, pero jamás pensó en recibir la mordida. Nunca se puso a pensar en qué haría en caso de recibirla, si acabaría con su vida como hizo su madre o la abrazaría con tal de no morir.

Nunca pensó en recibir la mordida, pero cuando abre los ojos y ve las luces fluorescentes del techo de su cuarto de hospital sabe que se la han dado. El oni le hizo una herida mortal, no hay otra forma de que esté con vida.

Al principio no se siente diferente. Es la misma Allison, la misma adolescente que está fallando economía y que se miente al decirse que ya no ama a su ex novio.

Entonces el olor fuerte de los antisépticos le da de lleno en la nariz y no puede evitar fruncirla con desagrado, porque nunca le ha gustado el olor a hospital pero ahora es casi insoportable.

—¿… -bremos si su cuerpo aceptó la mordida? —escucha que pregunta la voz compungida de Lydia, primero como un murmullo lejano y luego fuerte y claro.

—Ya la debe haber aceptado —dice Scott y Allison puede escuchar el temblor en su voz—. Sino estaría… ya la debe haber aceptado.

—Allison es fuerte, su cuerpo puede resistirlo —agrega su padre y realmente le sorprende que él esté en esto.

El hombre que asistió a su esposa en su suicidio prefiere que su hija se convierta en eso que la llevó a su mujer a la muerte antes que perderla, supone que hay una ironía en todo esto pero no tiene ánimos para buscarla en este momento.

No tiene ánimos de mucho en ahora mismo, supone que eso se debe a que está gastando todas sus energías en curarse y en no pensar que ahora es una mujer lobo.

Cierra los ojos con fuerza y cuenta hasta diez, intentando no llorar porque está viva y tiene otra oportunidad.

—Scott —susurra, porque sabe que él puede escucharla—. Scott, puedo oírlos.

Su ex novio entra en el cuarto apenas termina de decir la frase, con su padre y Lydia pisándole los talones. De pronto todo es abrazos y lágrimas que no son suyas, los sollozos de su padre, Lydia y Scott, incluso los de Isaac que ahora nota en el umbral de la puerta.

No sabe cómo reaccionar además de abrazarlos con todas las fuerzas que tiene, intentando con todas sus energías no llorar, porque ya no es una niña pequeña indefensa, no es un estorbo, está viva…

No, no lo está. Allison Argent murió anoche.

Tiene que descubrir quién es ahora.



Por ahora esto solo, pero voy a ver si lo sigo un toque
No sabe cómo reaccionar además de abrazarlos con todas las fuerzas que tiene, intentando con todas sus energías no llorar, porque ya no es una niña pequeña indefensa, no es un estorbo, está viva…

No, no lo está. Allison Argent murió anoche.

Tiene que descubrir quién es ahora.


*shivers* QUIERO MÁS! (como el nenito de Tang!)
asfjklsdjkldsjfklsdfse

AY, me encanta, todo.

Los pensamientos sobre toda su familia, la diferencia con su madre. Cómo jamás se le cruzo por la mente ser una mujer lobo, porque es una argent.

CANON. <3

(y sì, quiero más obvio)
Allydia

Cinco veces que podrían haberse besado y una en la que finalmente lo hicieron.
Gen (o Scallison o Allydia)

[Imagen]tumblr_mtr7pntjP01sixbj1o1_500
La cazadora y la banshee

Las camareras siempre confunden su orden.

—Aquí tienes, cielo —le dice la cincuentona de raíces crecidas en su pelo platinado con una sonrisa mecánica, mientras pone la taza pequeña delante de ella.

Alguien debió tener un turno demasiado tranquilo junto a la máquina del expresso, porque la espuma del latte está cuidadosamente decorada con el dibujo de una hoja.

—Gracias, Daisy —por supuesto que el nombre en su pecho es Daisy —. Pero el café negro es mío.

La mujer se queda algo cortada cuando Lydia casi le saca el enorme tazón de café negro de las manos. Allison suelta una risa que no logra disimular del todo tras una servilleta.

—Lo siento, mi amiga es un poco adicta a la cafeína.

Con un resoplido, ignorando por completo la sonrisa conciliadora de Allison, la mujer deja el tazón frente a Lydia y se marcha murmurando por lo bajo.

Bueno, ahí se fue su propina.

Lydia se baja a borbotones casi la mitad de su tazón mientras Allison bebe de a sorbitos la espuma de su latte.

—No sé por qué siempre nos sirven al revés.

Su amiga se limita a responder enarcando las cejas y mirándola de arriba abajo y okey, cuando mira el vestidito floreado que lleva puesto en contraste con la campera de cuero de motoquera que viste Allison, cuando compara sus bucles cuidadosamente arreglados con el pelo recogido de ella o sus uñas de manicura con los guantes de cuero que descansan junto a las manos curtidas de su amiga… De acuerdo, el estereotipo es muy marcado, tiene que concedérselo.

Si las vieran en acción, seguramente lo sería aún más.

Pero ahora necesita su cafeína, así que termina de bajarse el tazón mientras Allison aún sigue tomando de a sorbitos.

—Nunca voy a entender cómo no te quemas el esófago tomando el café así.

Todavía le dura la expresión de sorpresa, pese a todas las veces que ha visto a Lydia por las mañanas.

—Si pudiera inyectármelo lo haría, créeme. Tú podrías dejar de fingir que te gusta el café y tomarte, no sé, una chocolatada.

Allison vuelve a sonreír, como si no fuera una conversación que hayan tenido muchas veces ya, repetida casi palabra por palabra.
Más espabilada a medida que empieza a sentir los efectos del café, Lydia toma la cámara de fotos y empieza a mirar por el visor las últimas tomas que sacaron anoche. Pese a la alta definición de la cámara, no podían arriesgarse a sacarlas con flash y la imagen es bastante mala.

—¿Crees que tengamos algo esta vez?

—Mmm, no sé. El brillo de los ojos no parece natural pero podría haber otras explicaciones perfectamente plausibles. Aunque poco probables —concede.

Allison se aparta un mechón rebelde de los ojos y cruza los brazos sobre la mesa, su café momentáneamente olvidado.

—Las fotos sólo están para asegurarnos. Lo que importa es qué sentiste tú cuando lo viste. ¿Es lo que buscamos?

Lydia cierra los ojos y se concentra. Se aleja de la confitería soleada, de la familia bulliciosa, de la pareja de jubilados discutiendo un par de mesas más allá. Se distancia del ruido constante de tazas y cubiertos, del olor a café, fritura y bacon, de la calidez del sol cosquilleándole en la piel. Otra vez es de noche, otra vez se encuentra en el auto envuelta en oscuridad, la radio en silencio, las ventanillas bajas dejando entrar el frío aire nocturno. Allison saca las fotos mientras Lydia mira. No con los ojos, sino cómo ha aprendido a hacerlo con todos sus sentidos, incluso aquellos que no se cuentan entre los habituales cinco. El susurro de pasos sobre las hojas muertas, el leve dejo de putrefacción en el aire, el agrio sabor en su boca y eso, eso que puede sentir con aquella parte de su ser que pertenece a otro mundo.

Abre los ojos.

—Es él. Estoy segura.

La certeza en su voz es suficiente para convencer a Allison, quien empieza a hacer inventario de municiones y armamento. Lydia frunce el ceño.

—¿De veras crees que necesitamos todo eso? Sabemos que no van en manadas y no debería estar esperándonos.

—Nunca nos enfrentamos a un ghoul —responde, encogiéndose de hombros —. Mejor prevenir que lamentar, ¿no crees?

Tiene que concedérselo: con la historia que las dos de ellas arrastran a sus espaldas (a veces, como grilletes de plomo que nunca lograrán quitarse del todo), confiarse sería estúpido.

Y nadie la ha acusado jamás de estúpida, precisamente.

—Un ghoul trabajando como enterrador… Realmente se esfuerzan por ser originales.

phoenixgfawkes

2 years ago

phoenixgfawkes

2 years ago

bela_kikinu

2 years ago

phoenixgfawkes

2 years ago

cloe2gs

2 years ago

Gen / Cualquier pairing

El Sheriff se retira. Allison ocupa su lugar.


[allydia] Allison Argent es detective privado. Una mañana aparece en su oficina Lydia Martin, una brillante matemática con un pequeño problema sobrenatural. La resolución de su caso devolverá a Allison a un mundo del que hace años consiguió escapar.


(entiendo que este prompt da para un long fic y tal, pero con una escena DE LO QUE SEA me doy por satisfecha, la verdad.)
Gen [alpha!Allison]

Podéis ignorar completamente los últimos episodios/la s3 entera, o bien Allison es mordida por Scott para salvarla y la cosa se desmadra a partir de ahí. Allison reacciona al mordisco de forma extraña al igual que Lydia, pero su fuerza de carácter la lleva a convertirse en una true-alpha, como Scott.

(x)

I don't even know, vi ese gifset hace un tiempo y es todo tan bonito.
Hola!

No creo que sea en absoluto lo que tenías en mente cuando pediste el prompt; pero aqui está mi aportación ^,^


—¡Lydia!

En cuanto la palabra sale de su boca Allison sabe que ha metido la pata. Que la pelirroja la mire con los ojos entrecerrados mientras comienza a caminar lentamente hacia ella sólo es una señal de lo mucho que lo ha fastidiado.

—¿Qué? —le pregunta con voz airada
—Nada.
—¿Nada? A mí me ha parecido que has intentado usar tu voz de alfa para decirme lo que puedo o no hacer.
—No. No lo he hecho —se apresura Allison ha decir, aunque las dos sepan que es mentira y que es exactamente lo que ha hecho.
—Porque que te quede claro una cosa. No soy uno de esos perritos locos por cumplir hasta el menor de tus deseos…
—Scott e Isaac no… —intenta decir la morena.
—De los que si les dices “salta” con tu voz de alfa te preguntarán “¿Cómo de alto?” —continua Lydia como si no la hubiera interrumpido—. Yo no soy un hombre lobo y no puedes decirme lo que hacer.
—Pero…
—Y si digo que voy a ir a buscar a Stiles, entonces voy a ir a buscar a Stiles.

Allison sabiendo cuando ha perdido una pelea asiente con la cabeza. A veces desearía que Peter hubiera convertido a Lydia, porque podría usar su “voz de alfa” y evitar que su mejor amiga se pusiera en peligro.

—Venga vamos —dice cogiendo la chaqueta del respaldo de la silla.
—Pensé que ibas a ir con Isaac y tu padre a eso de los Yakuza.
—Eso era antes de que mi mejor amiga decidiera ponerse a jugar a los detectives.
¡Qué dices, es perfecto! <33333333
Me ha encantado tanto que lo único que lamento es que sea tan cortito, porque me has dejado con unas ganas horribles de más xD Si tuviese que imaginar la reacción de cada personaje al cambio de Allison, creo que no podría haber una más calcada que la que has hecho de Lydia, con esos dotes de liderazgo que tiene, y lo mucho que le molesta que le mangoneen. En serio, la has calado, y la verdad es que echo un poquito de menos más de esta Lydia en los últimos episodios.

"De los que si les dices “salta” con tu voz de alfa te preguntarán “¿Cómo de alto?” —continua Lydia como si no la hubiera interrumpido—. Yo no soy un hombre lobo y no puedes decirme lo que hacer."

+85678345034
En serio, muchísimas gracias por escribirlo.
[allydia]

Allison Argent is a bounty hunter hired to find one of the scene’s most notorious thieves. All she is given is one instruction, “Bring down the Banshee.” But Allison doesn’t know that the world’s biggest heist was contrived in the intricate mind of the 5’3 ginger with the deceiving eyes. And Lydia “Banshee” Martin, who is usually one step ahead, finds her mind is totally muddled by the graceful brunette huntress.

(x)

Estaba pensando en escribir alguna cosa relacionada con esto, pero si alguien se me adelanta y hace aunque sea una escena pequeñita, se llevará un trocito de mi corazón <3
Gen

Allison, Lydia y Kira (+ Cora opcional) formando equipo para deshacerse de la última amenaza sobrenatural, siendo todas badass a su manera.

Anonymous

March 22 2014, 19:57:15 UTC 2 years ago

Gen

Allison acaba de ganar su primer campeonato de arquería. Victoria sonrié orgullosa porque su bebé va a ser la mejor cazadora.

samej

March 25 2014, 07:58:19 UTC 2 years ago Edited:  March 25 2014, 07:59:37 UTC

No sé qué ha pasado, porque ni siquiera shippeo esto, pero bueno, there you go.

allison/lydia ; con spoilers ; hay un side/implied/ligero peter/lydia

advertencias: la advertencia más grande es que si pongo advertencias jodo el fic, así que no voy a decir nada. Read at your own risk. El título viene de "Hope there's someone", de Antony and the Johnsons.




[Entre la luz y la nada (1/2)]
Entre la luz y la nada


Hope there's someone
Who'll set my heart free
Nice to hold when I'm tired

Lydia toca el timbre y le abre Chris. Tiene la barba más larga que la última vez, y se la frota mientras le mira. Tarda un par de segundos en hablar.

—¿Otra vez por aquí, eh?

Se encoge de hombros y alza la barbilla, y se aparta para que pase, ella sube las escaleras sin mirar atrás.

—Hey —le dice Allison, en cuanto entra— ¿qué pasa?

Está sentada en la cama y Lydia se sienta a su lado. El colchón se hunde bajo su peso.

—Peter.

No da ninguna explicación más, porque con Allison no lo necesita. Lydia es fuerte y delante de él no deja que se vea nada, pero cada encuentro con Peter le deja siempre devastada. Hoy ni siquiera han compartido prácticamente palabras, y aún así Lydia notaba sus ojos como jodidos puñales clavándose en ella.

Ojalá le odiase sin más, eso sería más fácil de ignorar que el calor extraño en el bajo vientre, el anhelo que se ve obligada a suprimir.

Allison le acaricia el pelo y Lydia se va quedando dormida, poco a poco, empieza a olvidar el malestar, las voces dejan de hacer ruido.

****

El bosque está húmedo bajo sus pies, las hojas anaranjadas se apilan como un colchón.

Empezó a correr cuando se dio cuenta de que se ahogaba tras andar rápido cien metros, y en un pueblo como Beacon Hills una no se puede permitir que un dolor en el costado le cueste la vida. Obviamente tiene desventaja respecto a los hombreslobo, pero al menos podrá huir y dejarles a ellos que se manchen las pezuñas, en caso de ser necesario.

Cuesta mucho sacar las manchas de sangre de un vestido.

Intenta mantener un ritmo constante pero es complicado, y empieza a ahogarse cuando lleva unos veinte minutos. Es más de lo que aguantó el primer día pero es poco, aún, y se frustra, lo que hace que se canse más.

Empieza a subir el ritmo que va in crescendo y se acaba por convertir en un sprint, que dura hasta que tropieza con una raíz y cae casi en plancha contra el suelo.

Las hojas amortiguan la caída, pero aún así duele. Se incorpora y alza la cabeza a los pasos que se escuchan cerca de ella.

—¡Lydia! ¿Estás bien?

Allison le mira preocupada.

—Yo, sí; mi dignidad, no tanto.

—Bueno, no te ha visto nadie, ¿no? —apunta Allison, mientras ella termina de levantarse.

Lydia le mira y sonríe.

—Ahí tienes razón.

Allison se hace la ofendida.

—Perdona pero siempre tengo razón.

Le ofrece la mano y Lydia se levanta.

—Volvamos a casa.

****

Lydia se da cuenta de que está mordiendo el boli y lo pone en la mesa con violencia, suspirando fuerte. La superficie está llena de sus cuadernos y papeles varios.

No suele tener problemas con notas ni exámenes, no los ha tenido en muchos años, pero los últimos meses han sido… bueno.

Digamos que ser una banshee y que te secuestren te quita el tiempo que antes usabas en construir una fuente casi infinita de conocimientos.

Además, estudiar historia así le parece tan absurdo. Ella sabe ya de antes la mitad de los hechos pero no vale, tiene que aprenderse exactamente las fechas, el mes y los días y no tiene problemas pero es un coñazo.

Allison ni siquiera hace intento de leer.

—Me aburro.

—Pues ponte a estudiar.

Es posible que esté haciendo pucheros y definitivamente no tendría que parecer adorable.

Y sin embargo...

—No necesito estudiar, y tú estás igual de aburrida.

—No es cierto.

—Llevas en la misma página diez minutos, Lydia.

Suspira y se mete las manos en el pelo, ahuecándolo. El invierno empieza a asomar los fríos dedos pero aún no llega, y hoy hace sol y Lydia se siente como si estuviera encerrada en sí misma.

—Hey, Allison.

—¿Sí?

—Salgamos de aquí.

Allison sonríe y hace eso de resplandecer y a Lydia se le encoge el estómago.

****
[Entre la luz y la nada (2/2)]
****

No recordaba lo mucho que le gustaba ver jugar al lacrosse.Gritar, apoyar al equipo, enfadarse por cosas que realmente no tienen importancia. A su lado, Stiles se come un perrito de la manera más asquerosa posible.

—Déjame pasar, la naturaleza me llama.

—Ahórrate los detalles, Stiles.

—Echaba esto de menos —murmura Allison, cuando le ven subir las escaleras de dos en dos.

Lydia se repasa el pintalabios, mirándose en un pequeño espejo.

—¿Verdad?

Asiente.

—Parece que se nos olvidó, en algún momento, que había más que… que había otras cosas.

Otras cosas aparte de muerte, de gritos, de violencia y sangre y despedidas.

—Lo sé —afirma Lydia.

Un par de filas abajo, Ethan mira con ojos ávidos cómo Danni se quita la camiseta y se limpia con ella el sudor, y Aiden pone los ojos en blanco a su lado. Lydia vuelve a mirar a Allison cuando su mano se le pone en la pierna.

—Mierda, está helada.

Allison se encoge de hombros y señala a Aiden, cuyas miradas furtivas Lydia se empeña terriblemente en ignorar.

—¿Vas a hacer algo con eso?

Buena elección de palabras, piensa.

—Hasta ahora mi plan funciona.

—¿Hacerle el vacío hasta que se va?

—Sip.

Allison ríe.

****

El restaurante está casi vacío. Lydia elige la esquina más alejada de la puerta, buscando un poco de intimidad, mira alrededor.

En realidad es un poco excesivo llamarlo restaurante. Maggie's es la hamburguesería más antigua de Beacon Hills, y a pesar de lo grasiento, la comida está rica. Tampoco es que Lydia vaya a comer algo de ahí, porque tiene una piel que proteger, así que coge un batido de chocolate.

(En su cabeza la lógica es implacable).

Allison está sentada enfrente de ella.

—¿No quieres nada? —pregunta Lydia, acercándole la carta.

—Sabes que no.

Se quedan unos minutos en silencio, hasta que vuelve a hablar Allison.

—Ya sabes lo que quiere Scott, ¿no? Para lo que te ha llamado.

Lydia suspira y hace un gesto vago con la mano. Bebe de la pajita y la deja entre los dientes.

—Sabes que no puedes...

—Allison. Está bien, deja el tema, ¿vale? Yo sé lo que hago.

—Sabes que en algún momento vas a tener que aceptarlo, Lydia.

—¡Allison! He dicho que dejes el maldito tema.

Scott elige ese momento para aparecer por su derecha, y a Lydia le duele físicamente cuando se sienta en el mismo punto exacto en el que estaba Allison, que ha desaparecido.

Odia cuando pasa eso.

—¿Qué? —pregunta Scott —. ¿Qué pasa?

Lydia coge aire. Allison reaparece en la mesa contigua, y le mira con tristeza, y Lydia ya no recuerda si su expresión era así o todo son sus recuerdos.

—Nada, no pasa nada, Scott —bebe un sorbo de su batido, tragándose las lágrimas.

No pasa nada.

No. why. :(

dsfñskd. me encanta la idea, no puedo imaginar a Lydia no viéndola tbh, y me encanta como Chris acepta la presencia de Lydia en su casa como si Allison siguiese ahí.

Pero la parte final me ha dañado, cuando Lydia dice que ve su expresión de tristeza pero sabe si era realmente así o son recuerdos de ella, y duele

samej

2 years ago

Esto me rompió tantísimo el corazón ;______;

samej

2 years ago

Anonymous

March 27 2014, 22:24:54 UTC 2 years ago

Esto, esto Dios mío. Está hermoso y duele. En verdad, te quedó perfecto <3

samej

2 years ago